Inicio Mapa del Sitio Contacto

PARROQUIA

Historia
Fiestas
Museo
Grupos parroquiales

SERVICIOS

Noticias
Agenda
Horario Actos y Cultos
Enlaces

ESPECIALES

Arciprestazgo Sahúco
Escritos del Párroco
Materiales

RINCONES

Rincón Litúrgico
Rincón Misionero
Rincón Vocacional
En memoria...
Restauración

VISITAMOS

Otras parroquias
Otras aldeas
Colonia del Sahúco
Hijas de la Caridad
Guía para el visitante
© 2007- Parroquia N.S. de la
Esperanza · Peñas de San Pedro (AB)
Diseño y HostingOnirics
 
Cristo del Sahúco
Galería de imágenes
 

SALUDA 2008

José Joaquín Tárraga

volver

Me gusta vivir en las Peñas. Me gusta su gente, sus tradiciones, su historia. Me encanta pasear por sus calles, contemplar su monumental iglesia y su bello museo parroquial, recorrer los bonitos rincones del pueblo, subir al castillo y rezar en lo más alto ante la Virgen Milagrosa.

Disfruto con los peñeros, gente buena de hondas raíces cristianas. Me gusta cenar con los jóvenes, que vengan al centro parroquial a jugar un ping-pong o unas cartas. Me alegra poder hacer disfrutar a los niños con la carroza parroquial, las ferias parroquiales de verano, la Colonia del Sahúco y los encuentros diocesanos entre otras muchas cosas.

Este pueblo me encanta. Hay mucha gente buena. Niños solidarios y sanos; jóvenes creyentes y comprometidos; matrimonios trabajadores y responsables; mayores fuera de serie que si sus fuerzas les acompañaran estarían dando siempre sin esperar nada a cambio.

Un pueblo tranquilo, donde todos nos conocemos y donde la mayoría nos ayudamos. Un pueblo que se une para reivindicar lo que es justo y legítimo como lo de los estudios de Secundaria en Peñas.

Un pueblo en el que es bueno vivir y en el que hay calidad de vida. Pero un pueblo donde muchos se han ido y se van a vivir fuera. Ahora vuelven en fiestas, en el verano. A todos los acogemos con los brazos abiertos como hijos del pueblo que son.

Necesitamos que nuestro pueblo siga estando vivo: tenga su colegio, sus servicios sociales, sus actividades culturales, el fomento del empleo,… Un pueblo en el que podamos seguir disfrutando de crecer en él, en el que los jóvenes se queden a vivir entre nosotros y todos nos sintamos orgullosos de ser peñeros.

Y nuestro pueblo tiene algo especial. Ha sido bendecido por Dios con la presencia del Cristo del Sahúco. ¿Qué sería Peñas y los peñeros sin su Cristo y sin su fe? Ahora toca su fiesta. ¡Felicidades! Una fiesta llena de emoción, alegría, familia, rezo, contemplación, devoción, amigos, promesa. Que la fiesta siga siendo nuestra fiesta: la del Cristo. Que no nos la cambien, que no dejemos que los nuevos aires del individualismo, laicismo y el hedonismo cambien nuestras raíces, aquello que hemos construido con tesón durante toda nuestra historia. ¡Buena fiesta a todos! ¡Viva el Cristo del Sahúco!

Vuestro cura:
José Joaquín